piensoparavivir

Rincón verbálico de Indalo. ¡Cuántos libros por leer! y lástima, que la vida sea tan breve.


Deja un comentario

Cinefórum político

Cine forum3

Dos hombres y un destino

Uno, incoloro como el hombre del traje gris y en ocasiones el hombre invisible. El otro, rebelde sin causa, solo ante el peligro y con la mente puesta en el proceso. Parece que todos los hombres del presidente piden a éste un retorno al pasado, mientras el convergente es divergente y desea un regreso al futuro. Esto no puede durar de aquí a la eternidad. Y sería deseable diplomacia. No sé si veremos el resplandor de lo que podría ser el reencuentro entre unos malditos vecinos. El silencio de los corderos ya no existe y el deseo ciudadano es que el último tren no lleve al abismo. Se presentan tiempos difíciles y lo menos que se puede pedir es que cada parte se atenga a los límites de la verdad. Esto  solo es el principio de unos horizontes lejanos, aunque el camino a recorrer de plácido no tendrá nada.

 Comprobar películas en Filmaffinity

Publicado en La Vanguardia el 18/11/2014


Deja un comentario

Mercadillo scrabble

Jugar al scrabble es una buena gimnasia mental. Y si es contra un disco que contenga las 88.000 acepciones del DRAE, mucho más. Algunas de las palabras que me clava mi contrincante virtual las desconozco. Suelo consultarlas en el  diccionario y la mayoría de ellas son acepciones hispanoamericanas. De las últimas partidas he ido guardando palabrejas y he caído en la cuenta de que daban para un relato. Relato que, el que lo quiera entender, tendrá que recurrir al diccionario. Ahí va el microrrelato:

*************************************************************************************************************

Mercadillo

Acuarela de Montserrat Figueras

A medida que el viajero, con su tanate, iba descendiendo por el serpenteante camino que le acercaba al pueblo, éste lo ensoñaba con el Marcondo imaginario de García Márquez. Un sol cálido iluminaba las blancas casas y el azul del cielo se confundía con el mar. En la ensenada destacaban los palos de un lugre. Junto al mismo un viejo y su tup mascaban buyo mientras con mano firme lañaban unos bocudos chernes con filosos aceros que se reflejaban en el telliz de las tortugas. Se adentró en el pueblo siguiendo al hombre del chambergo que caminaba con paso zompo, respiro hogo, arrastrando un pequeño plaustro con una hanega de capi y la echona al hombro. Llegó a la plaza del mercadillo atiborrada de tenduchos en los que los toderos ofrecían sus productos en un total ñaque y gran tole. El ambiente se mezclaba con el olor de los preparados de hutías recién traídas del cercano macelo, las tabeas, algunas cudrías, tucos pelados, el perfume de la chivaza y el tlazol amontonado. Los hombres disfrutaban de la bija en los aguaduchos y las mujeres de los ñoclos sentadas en vistosas zofras teñidas de ñipe. Los conotos alegraban el mercadillo por cien años de alegría, que no de soledad.

 


Deja un comentario

Perfume de espárrago

EsparragoRecuerdo un elogio al espárrago del escritor y poeta  Antoni Puigvert en el que loaba al silvestre por su  denso y amargo sabor  que le portaba, al degustarlo, a sentir el espíritu del bosque. Estos pensamientos deben estar, seguramente, influenciados por la lectura de Proust. Si el café con leche y la magdalena nos transportan a la infancia, el saborear esta verdura nos hace más campestres a los urbanitas. He releído El camino de Swan y no resisto la tentación de transcribir un párrafo de la obra de Marcel Proust:

“Aquellos matices celestes delataban a las deliciosas criaturas que se entretuvieron en metamorfearse en verduras, y que, a través del disfraz de su firme carne comestible, transparentaban con sus colores de aurora….una esencia preciosa, perceptible para mí cuando, durante toda las noche que seguía a una comida donde hubo espárragos, éstos se divertían en sus farsas poéticas y groseras, como fantasía shakesperiana, en trocar mi vaso de noche en copa de perfume”.

De forma recargada y subliminal Proust elogia al espárrago por sus cualidades diuréticas dejando el orinal perfumado.

Josep Pla gran escritor, amante de la buena mesa y conocedor de la tierra es más directo y claro. En su obra El cuaderno gris, Pla escribe: “Orinando después de haberme zampado una tortilla de espárragos, tomé consciencia de la causalidad.”

Hoy cenaré espárragos y comprobaré su causalidad.


Deja un comentario

Colores

Cuantas veces, sin darnos cuenta, utilizamos los colores en nuestras conversaciones. Ahora mismo y por el hecho de pensar en ello no me van a salir los colores, recordando como coloreaba dibujos de pequeño como, por ejemplo, un paisaje que según el colorido podía ser alegre o triste. Es verdad, todo es del color del cristal con que se mira, como en la infancia, cuando mirábamos a través de una lágrima de cristal y veíamos la vida en colores. Más de una vez nos habrán dicho que tenemos mal color, explicado o escuchado chistes verdes o seguro nos habremos comido algún marrón. Todos hemos leído novelas o visto películas del género negro y quién no, a conocer el tentador color del dinero, así como leer prensa amarilla o rosa. Igualmente se podrían citar muchas obras literarias o cinematográficas con títulos que llevan colores.

Vamos por la calle pendientes del verde, naranja y rojo. Cuantas discusiones generan los colores de un equipo deportivo: roja, bleu, azzurra y si es en política, se podría hablar de un gobierno monocolor.

El luto tiene todos los colores desde el negro en occidente hasta el blanco budista, pasando por el naranja egipcio, el azul pálido de Siria, el violeta en Tailandia o el rojo en Sudáfrica. En fin, para todos los gustos.

Otras veces rizamos el rizo con epítetos como blanco como la nieve, negro como el carbón o utilizamos el oxímoron: sangre azul, sol negro.

Esta caja de colores que he abierto viene a cuento de la foto que encabeza este post. Está hecha en Limoges en un tibio día de verano y me he dejado entre otras, para finalizar, la expresión  un vestido multicolor. Y es que cuando el gris ensombrece el paisaje y los pensamientos, no existe nada mejor que pintar con nuestros mejores colores la vida. No hay duda que la madame lo consigue. Un éxito para la fotógrafa que, por cierto, es mi hija.


Deja un comentario

@pontifex

PAPA1

El próximo día 12 del mes 12 del año 2012 a la 12 horas del mediodía ( hora del Angelus ), Benedicto XVI inaugurará formalmente su cuenta de Twitter @pontifex que al día de hoy ya cuenta con más de 700.000 seguidores. Que se haga este juego de números no creo sea casualidad. El número 12 no en vano es uno de los principales números utilizados en la historia de la humanidad en diferentes culturas y religiones : Es el número de giros anuales de la Luna, los meses del año, los Apóstoles, los frutos del Espíritu Santo, las puertas de Jerusalén, los dioses de la mitología griega, los hijos de Jacob …Incluso en el mito de los caballeros de la mesa redonda o en el cine. 12 hombres sin piedad. Si nos fijamos en la bandera de la Unión Europea, ésta lleva 12 estrellas en razón del simbolismo del número 12: símbolo de la perfección, lo completo y de la unidad (!).

Así es probable que el Vaticano haya escogido esta fecha por lo anteriormente expuesto y que hace referencia al dogma católico, aún cuando en su web www.news.va no aclare nada al respecto. Igualmente los no creyentes en la religión también pueden acogerse al número 12 considerado número solar y símbolo del orden cósmico.

El Vaticano se ha apresurado a precisar que el Pontífice no tuiterá personalmente pero sí los “firmará”. Fuentes vaticanas aseguran que los 140 caracteres serán “magisterio papal” y “píldoras de sabiduría”. Estas piuladas , que queda muy cutre, se transformarán a partir de 2014 según la RAE en tuit, tuitear y tuiteros .

Solo falta esperar al 12 de Diciembre, por cierto, festividad de la Virgen de Guadalupe patrona de México. Podría ser que en vez de una piulada, Benedicto XVI lanzase 140 cucurrucucús. La paloma de la paz se lo merece.


Deja un comentario

Penélope

Bolso3Hace unos días leí un artículo del escritor Julià Guillamon en el cual se refería al esfuerzo que hacen las compañías de seguros para modernizar su imagen corporativa.Y ello me ha hecho pensar en la singularidad de los nombres con que bautizaron a estas empresas. Quizás en la época de su creación uno de los seguros más popular era el de entierro (“los muertos” decía la gente) y no era cuestión de poner nombres impropios a una cosa tan seria como es la muerte, tan seria que cuesta un dineral. Buscando compañías de seguros te encuentras con nombres como la Preventiva, la Previsora, Prudencia, la Confianza… En fin que puedes escoger según te lo pida el cuerpo ese día.

En este sector, al igual que la banca, se han producido una gran cantidad de fusiones, absorciones o simplemente  han sido liquidadas. Con unas y otras no he podido resistir la tentación de imaginar unas hipotéticas fusiones que dejo a la interpretación del lector de este blog:

Santa Lucía Divina Pastora

La Perseverancia Catalana (de) Occidente

España Ocaso (de) Occidente

Patria Hispana Imperio (de) Occidente

Mercurio y La Estrella

Plus Ultra La Dulce

Aurora Boreal Médica Universal

A la vista de estos nombres costaría un montón crear una imagen corporativa moderna.

Pero para originalidad y rompiendo moldes he descubierto la compañía Penélope Seguros (de Línea Directa) que ha creado un seguro especial para mujeres : robo de bolso y asistencia a embarazadas en carretera entre otras coberturas.

 Y , claro, no he podido evitar que me venga a la memoria Joan Manuel Serrat :

Penélope

con su bolso de color marrón

y sus zapatos de tacón

y su vestido de domingo

Penélope.

Así como Penélope era pretendida en La Odisea por muchos hombres, la aseguradora esperará que la pretendan muchas mujeres aunque no lleven bolso marrón y zapatos de tacón.


Deja un comentario

29: Número embarazoso

En el 2005 Marius Serra propuso un juego que tituló Mil noches en el espacio. Consistía en hallar una combinación de valor equivalente sumando, restando, multiplicando o dividiendo entre sí títulos diferentes (canciones, libros, películas etc.) que dieran como resultado una cifra. Por ejemplo : Dos hombres buenos más Cien años de soledad sería el número 102. Se pedía además que el resultado tuviese una lectura imaginativa.

La dificultad residía en que las aportaciones debían seguir un orden numérico correlativo y si presentabas, por ejemplo, una composición con el número 14 y se te habían adelantado, había que pensar en otro número . Hubo más de 70 aportaciones y tuve la suerte de que la presentada con el número 29  salió ganadora. La compuse con cinco películas y un libro. Decía así :

     1 Un hombre solo no vale nada

+10 Diez la mujer perfecta

+  2 Un hombre y una mujer

+  4 Cuatro noches de boda

+  9 Crónica de nueve meses

+  3 Las tres mellizas

___

29  … y pasó lo que tenía que pasar.